Cuando se tiene el cuerpo jotero, como se dice en mi pueblo, con pies descalzos o calzados, de cualquier forma, en duro asfalto, junto al quitamiedos de una carretera, en cualquier lugar, excursión, romería, fiestas patronales, con cualquier ocasión, una virgen, una borrachera, un cansancio extremo y con cualquier motivo, qué bien que sienta bailar, o ver bailar una jota ¡rediós!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada